¿Quiénes fueron los granjeros de etiopia? Los viajeros transcontinentales que llevaron la primera semilla de café a Colombia

Remontándonos al siglo XVI observamos curiosos hechos que sostuvieron el comienzo de la historia del café colombiano, desde allí observamos que el descubrimiento y la utilización de las semillas del cafeto se remontan a tiempos anteriores en el Oriente próximo.

Los granjeros de etiopia y la leyenda del pastor Kaldi

Uno de los datos más curiosos relacionados al uso del café como infusión se remonta a los Granjeros de cabras en Etiopia. Y como relata una antigua leyenda del lugar, existió un pastor llamado Kaldi quien observó un cambio en el comportamiento de su rebaño al visitar cierta zona de pastoreo, se percató de un arbusto, que crecía a la sombra de otros árboles, y cuyos frutos y hojas las cabras comían hasta saciarse quedando llenas de energía.

Este cabrero decidió probar las frutas y hojas del arbusto obteniendo una reacción similar al de las cabras. Al sentir el efecto de la planta Kaldi decidió llevar muestras al Abad del monasterio ubicado en su región. El Abad decidió cocinar las hojas y frutos obteniendo una infusión totalmente amarga que lanzó de inmediato al fuego. Este último hecho dio inicio a la historia y porvenir del café, pues al caer las semillas en las brasas, desprendieron un exquisito aroma.

¿Como inició la Historia y propagación del café en Colombia?

Es todavía en nuestros días una incógnita la certeza sobre el lugar de entrada del cafeto a Colombia, la peculiar historia del café colombiano está llena de versiones de las cuales la más verídica hace referencia a la entrada de las semillas al país por la frontera oriental de Colombia a través de Venezuela transportada por los guyaneses.

Una de las evidencias más curiosas se relata por el sacerdote jesuita José Gumilla en su “Orinoco ilustrado” del año 1730. Quien describe la propagación del cultivo en la zona de Santa Teresa de Tabajé. Posteriormente el Arzobispo-Virrey Caballero y Góngora en el año de 1787 reportó sus cultivos en Girón ahora Santander y en Muzo ahora Boyaca.

Curioso aporte monástico a la historia del café colombiano

El Hecho más peculiar y gracioso en la historia del café colombiano referido a su propagación está fundamentado en las imposiciones colocadas por el sacerdote Francisco Romero párroco visionario de la población de Salazar de las Palmas región del Norte de Santander cercana a la frontera con Venezuela.

Este hombre de Fe vislumbró el grandioso éxito que el cultivo de café tendría y se decidió por colocar como penitencia a sus feligreses la siembra de ciertas cantidades de semilla de café. Aunque algunos opinan que esto es solo un cuento, la realidad demostró que fue en esta región donde se desarrollo más el cultivo e inicio la historia del café colombiano con la primera gran producción comercial de los primeros 2.560,00 sacos de café exportados desde la aduana de Cúcuta en 1835.

La historia del café colombiano está cargada de grandes anécdotas, mitos y leyendas así como de datos curiosos que te sorprenderán y animarán a ver más allá del gran negocio de Colombia.

2018-01-18T01:24:19+00:00